Aventuras de la hackathon (Los niños jugando en el jardín): Sábado Parte I / IV of IX

Con las manos llenas de vacío


04:00 Se viene la hackathon y yo... Sufriendo

Hasta la etiqueta de Madriva era interesante. No sé. Me llamo la atención y fui a ello.
Instalar Madriva fue una maravilla. Sin problemas. Y súper sencillo.

El sistema no tuvo problemas y al bootear en el lo que me encontré me encanto. Tanto en la GUI como en las aplicaciones y las opciones.

Sentía que iba por el buen camino. Lo primero que tome conciencia era la diferencia de años. Era una distribución con 9 años de antigüedad.

Así voy a la actualización y daba algo raro con respecto a los repositorios de la distribución. Esto es raro incluso en las distribuciones más antiguas así que me llamo la atención.

Bien. No pasa nada. Vamos al a web de madriva y veamos lo que hay.

Madriva es una distribución Linux abandonada en 2011. Existe un fork al proyecto llamado OpenMadriva

Ummmm. ¿Que paso aquí?. Pues que la empresa que estaba tras madriva no encontró la manera de hacerlo rentable y tuvo que cerrar sus puertas tras el fracaso económico.

Decepción. De verdad que me había gustado la distribución.
Veamos. Tenia conexión a internet y podría bajar una distribución y terminar esa pesadilla.

Vamos a ellos. Lo primero. Los protocolos de Internet han evolucionado estos años así que un navegador de aquella época (más exactamente era FireFox el que traía) no tiene los certificados adecuados ni entiende los certificados nuevos de muchos servidores. Eso me pasaba con el navegador si por ejemplo intentaba entrar a Sourceforce que es donde hay mucho del software de distribución libre. Las distribuciones y programas a veces ofrecen los Mirrors (espejos) que son servidores que están disponibles en diferentes partes del mundo para facilitar el acceso al software buscando evitar la caída de servicios por saturación.

Bien. Sabiendo eso me fui a buscar "Distribuciones livianas de Linux"
Otro detalle MUY importante. Mi conexión a internet por cable era muy limitada (no podía conectar al servicio que uso por wifi)  y solo me daba uno 40kb de conexión.
Basado en ese detalle además de liviana la distribución debía ser pequeña.

Elegí por cosas de la vida una llamada PuppyLinux que ya había usado en otro ordenador con menos recursos que el que tenia. Mi idea era tener algo actual desde donde poder elegir mejor.

PuppyLinux tiene la descarga en sourceForce y con los inconvenientes antes explicado de los protocolos no me dejaba entrar en la web del download pero... El terminal es magia así que me copie la url de descarga del PuppyLinux y con la orden wget y la url me bajo los 300 y algo de Mb que pesa la distribución... En... 2 horas. Si, si. Y luego ya explicare lo torpe que he sido con eso.

08:00 Oye, ¿como va tu problema?

En el Slack de PEUM ya había dejado un aviso a mis compañeros de la hackathon que la cosa pintaba mal. (Para esto estaba usando una tablet Android con la app de Slack)
Cuando temprano me preguntaron como iba yo estaba esperanzado (aun sin dormir pero...)

Y no se si el ser humano puede alcanzar niveles de absurdo mayores que el que yo conseguí esa mañana. Luego de bajada la distribución de PuppyLinux note un detalle interesante:

No tengo DVD grabador.

Ahhhhhhhh. Copie la distribución a un pendrive para no perderla (un sinsentido porque no volví a usarla) y mire opciones para hacer un pendrive booteable pero antes (ahí si use la cabeza) mire las opciones de booteo de la BIOS. No tenia la opción de bootear en pendrive. puffff

Bueno. Era hora de dar el paso a Kubuntu y probar resultados


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Reto 100 Days of Code. La experiencia vivida a 25 días.

El reto de #100DaysOfCode está hecho sobre todo (pero no en exclusiva) para novatos que se inician en el mundo del código. La idea princi...