Esa gente que se pasea por mi oficina

Trabajar en casa es una oportunidad, un reto y hay a quien le gusta y a quien no.

Hay muchas versiones sobre si es un paraíso o un infierno. Hoy quiero contar algunas verdades porque ni es un paraíso ni tampoco un infierno pero si pide un cambio de mentalidad cuando lo empiezas a hacer.

Horarios
La fantasía mayor que hay con respecto al trabajo en casa es que uno puede trabajar en cualquier horario sin problemas y hacer la vida que quiera porque no hay horarios... ERROR!!!

Trabajar sin horarios es llamar al caos sobre todo porque no creamos la presión de completar los trabajos en determinado tiempo y sin esa presión solemos distraernos bastante con otras cosas porque "Ahora me pongo y lo hago" y mientras el día avanza y avanza.

Los horarios son importantes y cumplirlos mas. Sobre todo para poder disfrutar del resto del día sin pensar que aun tengo que hacer esto o aquello.

Disciplina
Esto es nuevo para muchos de nosotros cuando trabajamos en casa. Porque eso nos viene impuesto con el trabajo presencial.
Ahora somos nuestro propio jefe y eso no es nada fácil de hacer de buenas a primeras. No solo la imposicion de horarios es importante, deberíamos tener objetivos, imponernos castigos (y cumplirlos), bonificaciones por logros alcanzados, metas alcanzables pero no infantiles (ser serios en estos puntos nos hará mas eficaces), optimizacion de nuestro tiempo y evitar las distracciones (sobre todo las propias).

Familia
Un tema difícil. Hay momentos que la familia debe respetar nuestro espacio como si no estuviéramos ahí. Estamos trabajando, sin embargo nuestros horarios deberían adaptarse al ritmo familiar (horas de colegio, comidas, etc.) y aprovechar a ser mas activo en la vida familiar sin que eso nos impida hacer nuestra labor y cumplir unas horas de trabajo eficaces para poder rendir adecuadamente. La clave: (el siguiente punto)

Organizacion 
La organizacion es algo tan personal que existen mil teorías de como llevarla a cabo. Yo creo sinceramente que las formulas existentes son guias para luego realizar nuestro propio método nacido de nuestra experiencia personal.
Los horarios familiares (despertar de los hijos, escuela, la hora de comer, horarios de la pareja, etc.) Nos pueden ayudar a iniciar un sistema óptimo en el cual podremos "negociar" los tiempos necesarios para poder llevar a cabo nuestra labor.



Como nos ven
Trabajar en casa tiene (aun hoy en día) una imagen un poco confusa para la gente que no lo hace.
Escucharas gente que te dice que tienes mucha suerte, que es una buena oportunidad, etc y gente que te dirá que trabajar en casa no es trabajar...
La mayoría tiene un preconcepto (equivocado al 90%) de lo que es trabajar en casa y se forman una opinión poco fundamentada de lo que significa.
En ese punto hay que tener paciencia a veces y recordar que aunque aun hay una cantidad creciente de personas que trabajan así es una manera bastante nueva de trabajar y que tampoco es posible en todas las profesiones así que mucho nos pondrán la imagen de vagos (cosa que suena a envidia). Recordar: Paciencia.

¿Porque el titulo de este post? Porque trabajar en casa tiene un problema y es el desconectar.
Desconectar DEBE hacerse vivas en familia, solo o como sea.
Por eso los coworking han crecido, mucha gente prefiere alquilar una oficina compartida y no tener el trabajo directamente en su casa. Otros en cambio tienen una habitación / rincón / parte de la casa ambientada para trabajar.

Lo cierto es que hay que crear un cierto ambiente laboral en una zona de la casa para marcar una diferencia con el resto para que cuando no estemos en esa zona dejemos de pensar en trabajar...

Si no lo hacemos corremos el peligro de que estemos donde estemos de la casa todo lo asociemos a nuestro trabajo sin desconectar del todo y que al final y poco a poco cometamos el imperdonable error de ver a las personas que conviven con nosotros como "Esa gente que se pasea por mi oficina".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DevOps BootCamp BCN, desde los ojos de un Noob (II de II)

Entre podcast, lecturas técnicas, meditaciones y pequeños diseños, pasan los minutos. Llega la hora del café, quedan apenas 90 minutos p...