DevOps BootCamp BCN, desde los ojos de un Noob (II de II)


Entre podcast, lecturas técnicas, meditaciones y pequeños diseños, pasan los minutos. Llega la hora del café, quedan apenas 90 minutos para el tan ansiado “seminario practico”, por fin podré poner en practica tantos datos y procedimientos bajo la dirección de alguien veterano, y ¡¡“by the face”!! ¿Qué más se puede pedir?

Primera taza de café, abro el portátil y me conecto a mi cueva: ssh tx@…. Parece todo ok, no hay avisos en el correo, los discos siguen estables y no ha habido “usos extraños”. ¿Actualizaciones? Unas pocas, ok, apliquemoslas en el equipo de chekeo.

Segunda taza, todo ha ido correcto, pide reinicio, umm… Me recuerda la tan recurrente frase “deploy en viernes tarde”… No hay problema, abro el navegador y accedo al control de mi Ubuntu MaaS (para despliegue de equipos con facilidad), con dos golpes de ratón reviso y lo configuro para un “rescue mode”; si no hay incidencias en el apagado anterior, lo reinicio normal y a correr.

Tercera taza ¡¡8:15!! !!Qué nervios!! Pago y salgo hacia “everis-living-lab”. 

Gente en la entrada, ambiente desenfadado, ¡¡Mola!! Aunque sea en entorno MS Windows, aprenderé la metódica, solo espero que no empiecen con el cansino pique del “pingüino abriendo ventanas”…. He venido a aprender, no voy a bajar al fango, esto no es una discusión de bar… (Cosa que alguno disimulo muy bien, pues hablaba en ponencias ajenas, con la misma soltura con la que te llama la atención el dueño del bar).

9:00 Hace un rato que he subido, elegido asiento y ojeado la sala. ¡¡Tienen buenas instalaciones!! pero ya vamos 30 minutos tarde respecto al plan…
9:15 Se oyen chistes y risas pero nadie sale al escenario…
9:25 Me voy a fumar…

9:30 Un joven sale al escenario y empieza a darnos la bienvenida, disculpándose por el “caos con el horario”, dándonos las gracias por asistir (“A vosotros por organizarlo” pienso entre mí), gracias a los patrocinadores (Son educados y agradecidos; vamos una hora tarde, pero lo tendrán estimado...).

- Bueno, no va a haber prácticas porqué ya sabemos que no os suele gustar estar aquí con los portátiles y bueno, nos hemos llevado una pequeña reprimenda desde la dirección… - Termina diciendo el orador.


Pensamientos rápidos: ¿¿Que no hay qué??
¿¿Que no nos gusta el qué??
¿¿A qué han venido el resto??
¿¿Una pequeña reprimenda??
¿¡¿¡¿¡DONDE ESTA EL NUNCHAKU!?!?!?
 (si cada vez que he comentado este aparatejo, no os ha picado el hacer clic en los enlaces, puede ser buen momento, para poner esta situación en contexto)

Raudo resumen del DevOps BootCamp BCN

Tras haber pasado un poco de todo hasta las lineas anteriores, querría hacer una reflexión, que es la verdadera razón por la que me he animado a escribir (esta pedazo de chapada):

Tu, si tu, organizador de eventos. Gracias, sinceras y sin ironías ni gaitas. Gracias por todo lo que has hecho. Gracias por buscar gente para organizar, te has promocionado, has conseguido a los patrocinadores, gracias por conseguir a los ponentes, has conseguido un lugar más que adecuado para la ocasión, incluso ¡¡¡Conseguiste comida para los asistentes!!! (Se os escapo el café, aunque teníais razón, los del bar eran malos y lentos; la pastelería de la esquina le daba mil vueltas).

¿Puedes imaginarte cuál era mi sentimiento sobre el “cambio de planes”? 
Exacto, como el titulo de la canción del tantas veces nombrado nunchaku.

Por favor, con un planing “mundial” claramente marcado, si vas a cambiar algo, piénsatelo dos veces, que lo mismo le puedes estar haciendo la puñeta a alguien. Como no mirar por el retrovisor cuando no oyes ruido cercano o al cruzar la calle y te llevas un susto de mil webs al encontrarte de morros con un silencioso coche eléctrico...

No, no me lo tome bien, ni mucho menos. Me sentía como Olix cuando raptaron a Idéfix.

- Entiendo que se tomaría dicha decisión en base a algo – procuraba que esta voz sonara más fuerte en mi mente que todas las demás.- Ellos son los expertos, por algo lo habrán hecho.

“Sube al balcón”, vino a mi cabeza. Es una técnica que uso más frecuentemente de lo que deseo. Se trata de mirarte a ti mismo, al otro y a la situación en perspectiva, como tercera persona no involucrada (Supera el NO, William Ury). Tocaban pensamientos rápidos sin moverme del asiento.

Bus de vuelta, 22:05; menos hora actual, 9:45; 12 horas y 20 minutos. El friky este (yo) se ha metido una pechada horas para algo. ¿Debería mandar todo al carajo por “una pequeña” desilusión? Nipala (abreviatura empleada en ciertas jergas para indicar: “Ni pa’la hostia”).
OK, ¿Modo de actuar?, sigue con el plan que dictan los “sapiens”, al fin y al cabo, son los expertos, algo habrán preparado. … …

Para no ser injusto (a mi entender claro), proseguiré brevemente con lo sucedido.

Primera charla, Ana y Adrián. Parecían dos pesos pesados en la materia, muy posiblemente lo sean. Ella hacia uso de unos esquemas para explicar y el hacia de comentarista. Supongo que el binomio es bueno, puede darle vidilla y dinamismo al tema. Lo cierto es que Adri (como le llamaban en confianza los organizadores) tenia el efecto de distraerme de lo que me interesaba, la metódica, que Ana iba desglosando con claridad paso a paso. Me hacían gracia tanto los comentarios como la manera de expresarse (lo cierto es que me identificaba con el cuando empecé a dar clases a grupos “grandes”), pero no retenía lo expuesto por su compañera, él estaba nerviosamente alegre (luego supe que había publicado un libro sobre el tema). Me perdía, me aburría y el cansancio iba ganando terreno y otra vez Kubernets me remato… Acabaron y cual “The Flash” corrí a socorrer mi agarrotada masa gris con un café, tras otro, tras otro… A partir de ahí, la cosa mejoro.

2ª charla: Manuel Sanchez y Txema Gonzalez. Ciclo de Vida
3ª Nacho Fanjul. Test de integración.
4ª Ramón Espuga. Antipatterns.

El último ponente hablo sobre Artifacts. Robert Bemejo, un veterano, que estaba interrumpiendo tanto como los otros ponentes le hacían referencias en las charlas previas… Jocoso y dicharachero, fue el único en hacer un breve “no comentario” sobre los linuxeros (amigos de Jenkins), mientras nos vendía MS Azure desde un mac…

En fin, esa fue la sensación, no era un “seminario” ni una “oportunidad” para aprender, era el momento de explicarle a los más o menos coleguitas (a los ya convencidos), lo “cool” que somos con este sistema corporativo. Que es totalmente licito y no por ello los ponentes son menos, al contrario, al margen de la temática, se lo hicieron bien. Consiguieron que entendiera las distintas partes. Pero no hubo prácticas. No obstante, en su defensa diré, que Manuel prometió hacerme llegar al correo los enlaces para las prácticas, “que son chungas” decía, “y si te atascas comenta y te hecho un cable”… Un chungo es lo que me ha dado esta mañana, pensaba yo…

13 horas y cientos de kilómetros después me recogía mi “Rotkehlchen”, esperando le dijera que aquello había servido para algo (que no pudiera hacer con youtube). Yo también lo espero...

P.D.: Raudo y veloz Manuel cumplió su palabra de enviarme tanto las presentaciones como las "prácticas". ¡¡Muchas gracias Manuel!!
Presentaciones y "Challenges"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DevOps BootCamp BCN, desde los ojos de un Noob (II de II)

Entre podcast, lecturas técnicas, meditaciones y pequeños diseños, pasan los minutos. Llega la hora del café, quedan apenas 90 minutos p...